Pinterest

Twitter   Facebook   RSS Feed   Pinterest    Instagram   Google+  
Copyright © Mariví de Miguel

Páginas

domingo, 6 de abril de 2014

Empecemos desde el principio... #Fotoprotección

Keep calm and go to the beach
Keep calm and go to the beach



¿Qué dices? ¡¡Pero si estamos en Abril!!

Supongo que estaréis pensando que es demasiado pronto, pero aquí en Valencia, hoy 6 de abril, ha hecho un solazo espectacular, 25º mínimo, y mucha gente ha tomando el sol en la playa, terrazas... Así que yo continúo con mi batalla y os sigo hablando de los protectores solares.


¿Qué es un protector solar?


Según la Recomendación de la Comisión de 22 de septiembre de 2006 de la Comunidad Europea, se entiende por "Producto de protección solar" cualquier preparado (como crema, aceite, gel o aerosol) de aplicación sobre la piel humana con la finalidad exclusiva o principal de protegerla de la radiación UV absorbiéndola, dispersándola o reflejándola.

Hay base científica para suponer que los productos de protección solar pueden evitar los daños derivados del envejecimiento cutáneo debido a la luz y proteger frente a la inmunodepresión inducida por la luz. Además, existen estudios epidemiológicos que demuestran que la utilización de productos de protección solar puede prevenir la aparición de ciertos tipos de carcinoma cutáneo. 

Para tener estas características preventivas, los productos de protección solar deben proteger frente a ambas radiaciones, UVB y UVA. Por ello, aunque el factor de protección solar FPS se refiera únicamente a la radiación que causa eritema (UVB), los productos de protección solar han de ofrecer protección frente ambos tipos de radiación UV.




¿Qué es la radiación UVA y UVB?


Con estas imágenes resultará más sencillo ;-)

Radiaciones Solares
Radiaciones Solares que alcanzan la Tierra {imagen de http://www.qsindustrial.biz/}


Radiación UV y tipos: UVA y UVB
Radiación UV y tipos: UVA y UVB



¿Qué es el Factor de Protección Solar o FPS?



El FPS es el cociente entre la dosis eritematógena mínima en una piel protegida por un producto de protección solar y la dosis eritematógena mínima en la misma piel sin proteger, siendo la «dosis eritematógena mínima» la cantidad de energía necesaria para generar un eritema. 

Es decir, indica cuánto tiempo más, un protector solar aumenta la capacidad de defensa natural de la piel. 

Por ejemplo, una persona de piel clara que normalmente empieza a quemarse después de diez minutos al sol, tardaría 15 veces ese tiempo con un FPS 15 (150 minutos o 2,5 horas). 


Existen tablas y escalas en función del tipo de piel, así que para estar bien protegidos, deberemos de identificar nuestro fototipo de piel y elegir correctamente nuestro protector solar.

Algunas de estas tablas las podéis ver en la entrada "#Fotoprotección: Protección solar en la nieve y consejos para disfrutar sin quemarnos", pero en próximas entregas profundizaré sobre este tema.


Espero que os haya resultado útil la entrada de hoy, y si es así, ya sabéis, no dudéis en compartirla, pero para finalizar, un consejo de farmacia:

  Utilizad protección solar siempre, 
pero ahora, aún más ;-)


Y como siempre digo, lo mejor es que 
consultes a tu Farmacéutic@,
te conoce y sabrá aconsejarte y ayudarte ;) 








Twitter   Facebook   RSS Feed   Pinterest   Google+  

Recibe el blog en tu email =D



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué consejo nos das? ;-)

Aquellos comentarios que incluyan enlaces de páginas webs de venta de productos, o de webs con pseudoinvestigaciones, serán tratados como spam.

Recent Post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips